Iglesia Católica cuenta con pastoral que invita a la “conversión”: Obispo auxiliar de Morelia

Cultura Principal

La iglesia Católica estaría fomentando una forma de violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, de acuerdo la Coepredv

Morelia, Michoacán.- La Iglesia Católica cuenta con una Pastoral que invita a la reconversión, así lo reconoció en rueda de prensa el obispo auxiliar de Morelia, Juan Espinoza Jiménez, esto al ser cuestionado sobre la postura de esa institución religiosa respecto a las “terapias de conversión”, apropósito del apoyo que brindó la Iglesia Católica para la presentación del conductor Mauricio Clark en Morelia, en la Parroquia de La Inmaculada.

“La Iglesia tiene una atención pastoral para las personas que viven esas situaciones, los invita al cambio, los invita a la conversión. No tenemos por qué excluir, no tenemos por qué etiquetar, si hay un cambio, hay una reconversión, bendito sea Dios”, declaró el obispo auxiliar que recién tomó el cargo eclesiástico.

Juan Espinoza Jiménez – Obispo auxiliar de Morelia

La declaración de Espinoza Jiménez se da justo a un par de días de que el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia en Michoacán (Coepredv) emitió un pronunciamiento en el que señala que las “terapias de conversión” son una forma de violencia y discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género ya que parten de supuestos científicamente falsos.

El prelado indicó que el Evangelio en sí invita a la conversión y añadió que la Iglesia pone a disposición de cualquier persona sus recintos, “siempre y cuando las cosas vayan para bien de la comunidad”.

Cabe señalar que activistas de la comunidad LGBTTTI denunciaron que este tipo de eventos que promueven la “conversión” por orientación sexual, promueven un “bullying homofóbico”, pues de acuerdo a una encuesta de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) un 87.7 por ciento de los jóvenes han recibido comentarios ofensivos y un 26 por ciento fueron agredidos físicamente debido a su orientación sexual. La misma encuesta refiere que un 92 por ciento de los niños, niñas y adolescentes ocultan su orientación sexual por miedo a ser agredidos.