Parque Urbano Ecológico Uruapan

Columnistas Inicio Medio Ambiente Principal

En el Parque Urbano Ecológico de Uruapan los vecinos tejen con hilos finos el respeto, cuidado y protección a Pachamama y Gaia, es decir, personas, organizaciones de colonos y profesionistas, así como ambientalistas y ecoconcienciadores trabajan al unísono para devolver la vitalidad del ser vivo que es el PUEU.

Los esfuerzos de hacer florecer al PUEU se realiza por hombres y mujeres, por la diversidad de personas en brecha generacional: niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y la sabiduría hombres y mujeres adultos mayores. Con experiencia, con conocimientos, o bien con sabiduría, todos y todas aportan su trabajo y dedicación para proteger y cuidar a Pachamama.

Los mensajes siguen siendo claros, la sociedad no quiere más deterioro en el polígono del PUEU, por ello, la señalética expresa el cuidado a los humedales, el cuidado a los seres vivos, principalmente plantas que se están sembrando en la zona, evitar el pastoreo de ganado, el tirar basura y escombro, pero sobre todo la comprensión de que el PUEU es un pulmón y un espacio para lograr la unicidad de nuestros cuerpos y la madre Naturaleza.

En esta ocasión, 5 de junio, en el marco del Dia Mundial del Medio Ambiente, se llevaron a cabo dos acciones importantes, la primera de manera presencial en la Parque para la siembra de árboles de Haile, en tanto que la segunda, a través de plataforma digital se dictó la conferencia magistral “Consumo responsable y ambientalismo: cómo ajustar nuestras necesidades a un planeta con recursos limitados” conducida por el doctor José Pérez Villareal, quien con experiencia académica y manejo teórico mantuvo la atención de los presentes por la interesante y provechosa disertación. En conjunto las amigos y protectores del PUEU conmemoraron dicha efeméride a partir de reconocer que solo con la creación y desarrollo de ecoconciencia se puede avanzar en el cuidado y protección del medio ambiente.

La lucha que promueven los benefactores, protectores y amigos del PUEU, constituye un esfuerzo por frenar el deterioro ambiental, debido, a que aun no se consolida la creación y desarrollo de ecoconciencia para lograr el respeto de la naturaleza. Por ello, la enseñanza de valores ambientales desde la infancia es una forma de generar cambios de visión y de apreciación de la naturaleza, en donde la vida, los seres vivos y los humanos podemos establecer los diálogos en horizontalidad, sin ejercer el antropocetrismo, el racismo, la colonización, el patriarcado, el mercado y la globalización, en donde las dinámicas nos impulsan a depredar todo, a no tener respeto por los seres vivos plantas y animales y obedecer de manera alienada a los medios de comunicación y actuar con un mentalidad instrumental pero no con un pensamiento crítico.

En la fotografía que se comparte ya en redes sociales, encontramos a diversas mujeres, razón por la cual expreso que, el aporte que han realizado las mujeres, a lo largo de la historia, cuando menos de estos últimos dos mil quinientos años, esta permitiendo un desarrollo sostenible para nuestro medio ambiente; por ello, celebro, aplaudo y confirmo que cada acción realizada en el PUEU con hombres y mujeres es una entrada a las causas de la sostenibilidad del desarrollo, sin el utilitarismo de un planeta con recursos limitados. Felicidades a todos y todas, sobre todo para aquellos que ya entendieron que somos naturaleza, la naturaleza no es de nosotros, somos de ella.

Tagged