Trata de personas

Columnistas Principal

En diversas ocasiones expreso que pese a la existencia de las leyes, las estructuras operativas para hacer cumplir las leyes, entre ellas las Fiscalías, y el diseño de la Política Pública, seguimos observando la comisión del delito de Trata de Personas en México, y en el Mundo.

Recientemente, 2017, se llevó a cabo la investigación sobre el fenómeno de la Trata en México por Hispanics in Philanthropiy (HIP), organización transnacional dedicada a fortalecer la comunidad latina en las Américas;  el propósito fue dar voz  y comprender a la sociedad civil organizada que incide en este tema en el contexto nacional, llegando a 70 OSC. En el caso de Michoacán se precisa no haber encontrado ninguna organización que pudiera dar información (como sabemos tanto Eclosión con experiencia y Grupo de Facto Diversidad que ha trabajado el tema, no fueron consultadas).

La metodología abarcó cuatro regiones: Norte, Bajío, Centro (donde se ubicó a Michoacán) y sur, en dichas regiones se lograron ubicar diferentes hallazgos, pero solo me referiré a la región Centro.

La Región Centro que incluyó la revisión de Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Estado de México, Michoacán e Hidalgo. Entre los hallazgos se expresa en su síntesis que la Ciudad de México es un sitio importante para todos los aspectos de la trata, enganche, sometimiento y explotación.  Es una zona con altos índices de secuestro, extorción, homicidio, guachicoleo, y desaparición forzada, todos elementos que cruzas con el fenómeno de la Trata de Personas.

Hay una migración interna desde estados cercanos, como Guerrero, Veracruz y Jalisco a Puebla para trabajar en construcción, vinculado con mucha explotación laboral en las maquilas del sector textil. Existen casos documentados de secuestro de jóvenes para estudios de compatibilidad y extracción de órganos. Hay vínculos entre trata de personas y el tráfico de drogas y armas. La zona conocida como “Tierra Caliente”, conformada por los Valles de Michoacán, tiene fama por laboratorios clandestinos que producen anfetaminas, mucha violencia y vulnerabilidad para la población local en la trata de personas.

Con la información se elaboró un mapa para definir los corredores por los cuales transita la trata de personas. Así a la Ciudad de México llegan de Puebla, Oaxaca, Querétaro, Michoacán, Veracruz, Estado de México, Tlaxcala, Hidalgo, Tabasco, el Salvador y Colombia. A Querétaro llegan de Michoacán, Hidalgo, Guanajuato, Estado de México, San Luis Potosí, Santa Catarina y Guatemala. Para Baja California llegan de Michoacán entre otros y Haiti, Brasil, Cuba, Puerto Rico, Guatemala. Para Aguascalientes llegan de Michoacán, entre otros.

El Perfil de las víctimas, las cuales son las más vulneradas: migrantes internos de México sin una red de apoyo son presas de explotación laboral y la trata laboral. Migrantes internacionales, sin apoyos, sin documentos, vulnerables legal y no legalmente, violentados en sus derechos. Población indígena sufren de marginación, pobreza, exclusión elementos todos para la trata. La población LGBTTTI, con una larga historia de discriminación y violencia, así como marginación de muchos de ellos y en vulnerabilidad la población trans sobre el fenómeno de trata. Población con discapacidad, las limitaciones físicas y mentales que viven personas con discapacidad les hace sumamente vulnerables a no solo poder abogar por sí mismas, son también objeto de explotación y trata de personas.

Las víctimas de trata de personas terminan en distintas situación de explotación forzada, entre ellas la construcción, actividades de minería, servidumbre, servicios domésticos, venta de productos en zonas turísticas, mendicidad forzada, prostitución forzada, matrimonio forzado o servil, actividades ilícitas para el crimen organizado, extracción de órganos.

Por otro lado las organizaciones continúan trabajando en un contexto de peligro y falta de recursos; además la investigación pudo rearmar un rompecabezas al establecer otros elementos a la complejidad del asunto, como la vinculación de feminicidios en Chihuahua con el fenómeno de la trata de personas, o el vínculo entre la tala de árboles y trata de personas en la zona del Bajío.

De esta manera podemos observar que se requiere de una visión holística que permita encontrar a diversos actores y movimientos sociales donde los hay para tener sentido un movimiento anti-trata de personas, así concluye la investigación exhortando a la creación de una agenda anti-trata con el apoyo de recursos de otras agendas de derechos humanos.Agradezco al COTRAPEM, por permitir coadyuvar con acciones en el marco de la conmemoración del Día Mundial de lucha contra la Trata de Personas, así como al H. Ayuntamiento de Apatzingán por permitirme dar la primera conferencia del Programa Estatal de la Conmemoración en Michoacán 2019. Agradecido con la Sindico y los Regidores de Salud y Educación, así como con las organizaciones Por amor a mi tierra Apatzingán OBC,  la organización MMM, y la CEDH.