Crisis en el Bajo Balsas

Michoacán Principal

Desde la falta de agua, hasta la inseguridad, han generado caídas en la producción de hasta 80%


Morelia, Michoacán a 11 de mayo de 2019.- Tras la sequía que casi acaba con la totalidad de la producción, los municipios que concentra la zona del Bajo Balsas en Michoacán, afrontan una nueva crisis, ahora política y de inseguridad, coincidieron productores de la zona, quienes hicieron un llamado a las autoridades a tomar medidas de emergencia.

Los municipios más afectados son La Huacana, Churumuco, Arteaga, Tumbiscatío, Tiquicheo, Huetamo, Caracuaro, Tzitzio, Tiquicheo, Apatzingán y Turicato.

De acuerdo con Gilberto Ochoa, uno de los productores de sorgo, la producción ha caído hasta en 80%, y están sufriendo severamente por la falta de agua, especialmente en el municipio de Churumuco, donde un solo pozo de agua, abastece a 8 mil personas.

La presa de Infiernillo ha bajado su nivel, y los pescadores no pueden pescar debido a la veda y a los acaparadores que pagan un precio muy bajo por la mercancía.

“Acá en el pueblo nos dan agua cada tercer día y solo una hora, desde 2015 no nos hemos podido recuperar. No hay fuentes de agua aquí, tenemos una presa seca, no llueve, ahora últimamente algo se compuso el campo porque hubo una lluvias, pero si no fuera por eso ya hubiéramos vendido el ganado porque no iban a poder mantenerlo”, afirmó

“Ahorita nos la dan cada cinco días, a veces nos trae una pipa, pero no da abasto y el municipio no ofrece alternativas, dice que no hay agua y que queremos que haga si no hay”, añadió.

Por su parte, la especialista del Centro de investigaciones en Geografía Ambiental, de la UNAM campus Morelia, Ana Burgos Tornadú, consideró que la crisis que afronta la región corresponde a varios factores como la sequía, falta de empleo, inseguridad, falta de atención a los municipios, “que han generado un deterioro generalizado en la región”, afirmó la

“La región actualmente está muy complicada, el año hasta antes de las elecciones de 2018, la región como que empezaba a recuperar un poco de los dos años de sequía, pero ningún año fue excelente y nunca hubo una recuperación de grandes cosechas”, explicó.