México: en la mira de trasnacionales cannábicas, CannaMich

Especiales en la Red Michoacán Principal
  • La regulación de la producción de plantas de marihuana en nuestro país es inminente y la competencia de las pequeñas cooperativas de producción casera no serán ellos mismos, sino las grandes compañías internacionales. 

Morelia, Michoacán a 02 de junio de 2019.- “Vamos a competir con empresas trasnacionales que ya están buscando adquirir pedazos de tierra en el país y con Fox”, alertó Pedro Duque, vicepresidente de CannaMich durante el debate “Marco legal del cannabis en México”, que se impartió en el Poliforum el viernes pasado. “Mientras aquí en México estamos discutiendo una legislación en pañales en otros países ya están elaborando mutaciones”.

“Los productores caseros tenemos que darnos la mano porque la competencia no vamos a ser nosotros mismos”, prosiguió Duque, quien extendió la invitación a los productores de la planta o de medicamentos que se elaboren a base de componentes de la misma, a que formen parte de su cooperativa, primer en constituirse como tal en Michoacán.

Si bien en México ya es legal producir esta planta con fines de investigación y medicinales, persisten muchos vacíos legales que impiden que los productores de este sector puedan desarrollarse, mientras que el proyecto de ley que se discute en el senado también tiene serias deficiencias.

En la práctica, es imposible comerciar cannabis, ya que el reglamento emitido por la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) establece que mediante un permiso especial se puede sembrar, cosechar y trasladar la planta, pero no venderla, por lo que la única posibilidad es donarla.

Foto: ACG

Por otro lado, a principios de esta administración se revocó dicho reglamento con el argumento de que tenía vacíos, por lo que ya no se están emitiendo permisos y lo único que se permite es la elaboración de medicamentos que contengan un máximo de uno por ciento de Tetahidrocannabidol (THC), componente psicoactivo de la marihuana, pero con una etiqueta de “suplemento alimenticio” y no medicinal. 

Con respecto a la propuesta de Olga Sánchez Cordero, los miembros de CannaMich aplaudieron que se fomente el autocultivo y un tipo de figura económica más democrático como son las cooperativas, en donde todas las decisiones se toman democráticamente y las ganancias se reparten de forma equitativa; sin embargo, detectaron fallas técnicas en el documento.

Una de ellas, que se establezca que el máximo de plantas que puede producir al año una cooperativa es de 20, pero que no se puede cosechar más de 480 kilos al año, sin tomar en cuenta que una planta produce más o menos medio kilo. Esto es, con 20 plantas se producirían únicamente 10 kilos.

Se plantea, también, que el productor tenga que llevar físicamente su planta a registrar a la COFEPRIS, mientras que éstas son sensibles a la luz y los cambios climáticos. “De por sí es complicado que una persona acepte que consume marihuana. Son mariguanos de clóset. Cómo van a ir caminando por la calle con su planta a COFEPRIS”, argumentó Duque.

También dice que tienes que llevar tu planta a registrar. Eso dañaría a la planta. Refleja falta de conocimiento de las autoridades.

Foto: Twitter

Los derechos de los consumidores

“En nuestra ciudad es más fácil que un niño consiga un cien de mota a que ese mismo niño, si tiene una enfermedad, acceda a un aceite medicinal sin THC”, declaró por su parte Pablo Luna, presidente de CannaMich, quien deploró que los consumidores no tengan un amparo legal.

“Es inconstitucional que se te prohíba sembrar y consumir. Es un tema más político”, aseguró Luna. “Llevamos una política prohibicionista de doce años y los resultados son muertos, desaparecidos, niños usados como carne de cañón”.

Luna dijo advertir una intención distinta en la nueva administración federal y confió en que antes de terminar este año quede aprobada por el senado la iniciativa que permitiría el consumo lúdico de esta sustancia.

Esto se puede prever, aseveró, porque durante la administración de Andrés Manuel López Obrador “no se ha decomisado ni una sola tonelada de marihuana”. También señaló que Michoacán se ubica en el séptimo lugar en producción de cannabis en el país, que a su vez es el segundo país productor de marihuana ilegal en el mundo.

Tagged