CNTE: La Disputa Interna con Influencia Externa

Columnistas Principal

Lo podíamos prever: los recién escindidos tigres sindicales se enfrentaron, era inminente la confrontación entre el denominado “bloque” y el grupo zavalista.

En esta disputa, que incluyó actos de violencia, la intervención del Gobierno del Estado definitivamente constituyó el fiel de la balanza: 25 detenidos de un bando y cero del otro; un líder y allegados fueron llevados a barandilla; el otro y sus incondicionales están haciendo uso de su nueva oficina. Fue evidente la parcialidad del apoyo gubernamental a favor de un grupo.

No gratuitamente el vocero de la SSP, quien tuvo que dar una rueda de prensa ayer mismo, se curó en salud al decir que “es muy difícil distinguir para ellos de cuál grupo es cada quién”.

Pero usó la palabra “bloque” para referirse correctamente al grupo contra el cual actuaron. Menos aún, el secretario comentó en la rueda de prensa que un grupo de la CNTE entró detrás de los granaderos para hacerse de las instalaciones.

Literalmente, la fuerza pública intervino para quitarle las instalaciones sindicales a una escisión de la CNTE para entregárselas a la otra. Ese grave error del gobierno de intervenir en la democracia sindical solo generará más consecuencias como la movilización anunciada para hoy, acompañado de un paro indefinido de labores, bloqueos a las carreteras y a las vías del tren que ocasionarán la pérdida de clases para decenas de miles de niños michoacanos.

Sin embargo, esto no es casual, ni fortuito. Es consecuencia de la falta de acuerdos entre actores políticos en torno a la federalización de la nómina (recordemos que, el mismo día que se anunció la firma del convenio entre SEP/SHCP y Gobierno del Estado, se publicó la convocatoria al relevo seccional de la CNTE, con las consecuencias a la vista), a la lucha por el poder y el control de los recursos, a las acusaciones de corrupción y huachicoleo.

Por ende, el despliegue táctico de fuerzas responde a estrategias planteadas por las cúpulas de los bandos en disputa. Vendrán más maniobras en las próximas horas en esta lucha encarnizada de políticos que ambicionan tener al tigre sindical de su lado, a costa de pisotear hasta el cansancio los derechos laborales de los maestros y del derecho a aprender de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes en Michoacán.

Urge limitar la violencia y el clima de confrontación en el sistema educativo estatal, restaurando el estado de derecho y erradicando la impunidad, para lo cual será muy importante que el gobierno brinde trato igualitario a todas las expresiones sindicales, no solamente a una, lo cual evidencia la decantación del Gobierno del Estado a favor de un grupo sindical, Veremos hoy si con el mismo rigor se acota y sanciona el abandono de las aulas que sobrevendrá.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles