Fútbol: Patrocinios huachicoleros

Columnistas Principal

Por: Erik Avilés

La decisión de AMLO de eliminar el patrocinio a la selección nacional de fútbol sin duda es digna de ser reconocida por la sociedad, ya que no fue dinero invertido en el desarrollo integral de la nación, sino en la supuesta promoción turística del país mediante la marca “México”.

Resulta verdaderamente escandaloso conocer que se empleó dinero producto del esfuerzo de los mexicanos, quienes con muchos sacrificios pagan impuestos, para que quienes supuestamente nos representan en el balompié nos hagan el favor de promover a su propia patria.

Es lamentable, pero muy esclarecedora la actitud de los jerarcas de la selección nacional de fútbol, quienes retiraron inmediatamente la escultura de “México” de la cancha principal del centro de alto rendimiento. El mensaje que envían los dueños del fútbol profesional es pésimo y exclama que la playera tricolor se ha convertido en un lobby apátrida cuyo objetivo es maximizar utilidades.

Veamos: el fútbol no solamente recibe los beneficios de contar con la mejor publicidad y cobertura mediática gratuita,sino también se le apoya desde las instituciones deportivas de los tres órdenes de gobierno, se difunde y enseña en instituciones públicas, se forma a la cantera y fuerzas básicas con una alta inversión social, se construyen estadios multitudinarios empleando recursos públicos, se emplean horas y horas de libre programación de una nación entera para ver, comentar o practicar el citado deporte, entre otros factores que contribuyen al que es, sin duda, el mejor negocio deportivo de México, que a nivel profesional lo que menos necesita es dinero y se evidencia, en cambio, su desarraigo y precariedad moral. Entonces la acción de AMLO no fue sino exhibir y cortar de tajo lo que se trataba de un pago multiplicado el todavía cobrar patrocinio a la propia nación. Muy bien hizo el Gobierno de México en erradicar ese gasto suntuario que levanta suspicacias y que lleva a comparaciones inmediatas con el denominado huachicoleo.

Empero, no debemos dejar de tomar en cuentalo sucedido durante la administración del Mtro. Leonel Godoy Rangel como gobernador del estado de Michoacán, cuando tomó la decisión de eliminar el patrocinio al equipo de fútbol local y se dieron represalias en los medios de comunicación en contra de su gobierno. Estemos muy atentos a las posibles reacciones de parte de los actores involucrados que pudieran resultar afectados en sus intereses por la medida presidencial.

Sin duda, a muchas disciplinas deportivas les vendría bien recibir recursos para la formación de los ciudadanos, a la par que existen millares de atletas de calidad que con honor y capacidad portarán la marca “México” para promover el turismo en la patria que les dio las condiciones para llegar a ser quienes son. Bien vale la pena que sean disciplinas,entrenadores y deportistas de alto nivel no monetarizados quienes muestren lo mejor de México para el mundo, ya que en efecto, ellos sí forman parte de la nación posible que aspiramos construir.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Tagged

Deja un comentario