Michoacán y la Prueba PISA

Columnistas Principal

Rendir cuentas es una alta responsabilidad de los gobiernos y sus funcionarios

La opacidad provee de la sombra necesaria a la metamórfica corrupción. En Michoacán, especialmente en materia educativa se han anidado una gran cantidad de vicios y mecanismos de lucro perpetrados con los recursos humanos, materiales y financieros destinados originariamente a formar a las próximas generaciones de ciudadanos.

Al ser el ámbito en el cual se cuenta con mayor cantidad de presupuesto y de personal se le ha visto como la caja grande de las maniobras de enriquecimiento ilícito para los gobernantes corruptos y las cúpulas políticas, partidistas, gremiales y empresariales que han sido corruptor as. Si todos los ciudadanos michoacanos hicieran conciencia de que recibir una educación simulada garantiza a altísimos porcentajes de las nuevas generaciones a la inmovilidad social, a la pobreza, a la migración y a ser orillados a tomar falsas salidas, sin duda se gestaría una profunda transformación de lo público.

Si tuviéramos todos en cuenta la altísima correlación existente entre los años de escolaridad de la población y su nivel de ingresos anuales, su esperanza de vida, su movilidad social y su bienestar en general haríamos mucho más por garantizar trayectorias completas para nuestros hijos.

La ignorancia parece ser, a la vez condición y consecuencia indispensable para que el saqueo a la educación estatal continúe.Uno de los instrumentos clave a nivel mundial para lograr conocer el logro en el aprendizaje es la prueba PISA, la cual ha mostrado de forma cuantitativa, cualitativa y comparable cual es el estado de la educación en países y regiones subnacionales durante dos décadas.De 2000 a 2018, en Michoacán ni siquiera contamos con la serie de aplicaciones concatenadas que nos permitan conocer la evolución en el aprendizaje, recibiendo a cambio los cada vez más increíbles cheques de saliva que nos expiden los políticos advenidos en funcionarios educativos. Con pruebas similares como PLANEA y ENLACE se ha llegado al extremo de intentar engañar a la ciudadanía usando tendenciosamente los datos carentes de representatividad que se han obtenido de su exigua aplicación.No se puede seguir sin conocer la situación en la que se encuentra la entidad. La autoridad debe de realizar un diagnóstico objetivo y externo del estado de la educación en Michoacán, especialmente en lo que se refiere al logro de aprendizaje entre la niñez y juventud matriculadas en las escuelas del estado. Seguir negando o evadiendo nuestra realidad solamente nos llevará a seguir repitiendo malas prácticas en cuanto a política educativa respecta, a seguir incurriendo en vicios y a que el derecho a aprender de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes en Michoacán continúe siendo vulnerado, simulado y pisoteado.

El Gobierno del Estado de Michoacán ha destacado por proveer muy poca información a la sociedad, especialmente en materia educativa. Pero cuenta con la oportunidad de reivindicarse y ponerse a la vanguardia de las entidades federativas promoviendo que en 2021 se aplique la Prueba PISA, la cual que permitirá obtener una descripción precisa en cuanto al logro en el aprendizaje y el contexto respecta. También, por supuesto, está la opción del continuismo, de seguir haciendo lo mismo de siempre y sin que la sociedad se entere. Al tiempo.Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles