Maestros Idóneos, entre la desesperación y la omisión

Columnistas Principal

Por: Erik Avilés Martinez

En este momento histórico en el cual la evaluación educativa parece tener un futuro muy nebuloso, entre los profesionistas cualificados como idóneos en el Examen de Ingreso al Servicio Profesional Docente 2018 cunde la desesperación, propia de quienes ven evaporarse el periodo en el que pueden ser contratados como docentes en las escuelas públicas de Michoacán, conforme a su perfil profesional, experiencia y capacidades demostradas en el instrumento evaluativo ya citado.

El 31 de mayo expira la posibilidad de que así suceda, por lo que hay decenas de profesionistas sumidos en la incertidumbre; mientras que, en contraparte, hay quienes tienen acceso a ser contratados temporalmente sin que medie examen alguno de por medio.

Ahora, a pesar de la aprobación de la nueva reforma educativa en el poder legislativo federal, por la incertidumbre y vacíos temporales que acompañan a un proceso de semejante calado, aún no se alcanza a apreciar si habrá oportunidades de ingresar prontamente al servicio profesional docente para todos aquellos profesionistas del ámbito educativo que no son recientemente egresados de las escuelas normales públicas locales.

Por ejemplo, expongo el caso de los licenciados en educación preescolar general e indígena, quienes fueron participantes del  proceso de ingreso ordinario realizado en mayo del 2018  y resultaron cualificados como idóneos de dicha evaluación, la cual fue ejecutada por la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente. Ellas se encuentran preocupadas por la falta de asignación de clave de trabajo, ya que hasta la fecha solamente han obtenido  respuestas negativas para su petición, ante lo cual la única solución que se les ofrece por parte de las autoridades, ante la inminente expiración de su idoneidad es que vuelvan a concursar. Pero como tampoco hay certidumbre plena de cuándo habrá próximos concursos de ingreso, esto se vuelve un círculo vicioso.

Durante la búsqueda de respuesta se han encontrado con una serie de inconsistencias, como el hecho de que el orden de prelación no es respetado, habiendo ejemplos como el de la profesora  Maribel Gaona, quien aplicó examen para educación preescolar indígena y obtuvo el número uno en la lista de prelación, pero a la fecha no le han asignado clave de trabajo porque en ningún plantel se dice que acepten a profesionistas idóneos.

El hecho de recibir como respuesta que no hay recursos suficientes para contratarles se contradice con la constante contratación temporal de personal, la cual se encuentra expresamente sujeta a presiones políticas, al filo de la ley.

Hasta el momento, de 263 profesionistas idóneos se han asignado claves a 219;  los restantes 44 continúan a la espera, imposibilitados de aceptar la sugerencia de volver a obtener un registro previo para de nuevo aplicar el examen de ingreso para el Ciclo Escolar 2019- 2020, ya que no hubo convocatoria respectiva para Michoacán de Ocampo, para todos los niveles de educación básica. 

Los profesionistas idóneos que se encuentran en lista de espera conocen bien que su orden de prelación, en lo general, no les favorece, pero lo que les resulta inaceptable es que a grupos respaldados de forma gremialista se les otorguen claves de trabajo fácilmente, por lo cual se preguntan cómo es posible que en Michoacán se den el lujo de no aceptar maestros idóneos en las escuelas únicamente porque ello va en contra de algunas políticas implementadas por grupos fácticos encunados al interior de movimientos sindicales.

Las incongruencias del sistema llegan al extremo de que solamente se ofertaron cinco plazas para los idóneos del nivel preescolar en la convocatoria, pero para la CNTE se supo que se asignaron tres mil contrataciones de forma directa, sin concurso de por medio.

Por lo anterior, sabiendo que hay profesionistas idóneos  en el estado de Michoacán que a la fecha no han sido asignados a un plantel educativo, hay que levantar la voz para que se revisen  minuciosamente cada uno de sus casos y a la vez pedir encarecidamente que en la medida de las condiciones administrativas, financieras y operativas existentes en la Secretaría de Educación en el Estado se les brinde una clave de trabajo.

No debe haber omisión ni indolencia ante la desesperación de las maestras, por lo que se debe buscar la manera de garantizar que la mayor cantidad de docentes de la escuela pública michoacana hayan realizado un examen de ingreso, para que sea el mérito y no la discrecionalidad lo que les abra las puertas de las aulas donde estudian nuestros hijos.

Tampoco sabemos claramente qué va a pasar próximamente con las evaluaciones de ingreso al servicio profesional docente, ni cuándo volverán a aplicarse con plena certeza, pero si desde ahora existe la posibilidad de encausar a las maestras que ya cuentan con idoneidad, hay que hacerlo.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Tagged